Algo sobre: Parvovirus Canino, Moquillo Canino, Rabia Canina, Leptospirosis Canina, Tos De Las Perreras

Una breve pero completa recopilación sobre Parvovirus Canino, Moquillo Canino, Rabia Canina, Leptospirosis Canina, Tos De Las Perreras, enfermedades que afectan a los perros, la hice para Clinica de Animales Menores. Las fuentes estan al final del post.

Tos de las perreras 

El término “tos de las perreras” designa un conjunto de signos clínicos de las vías respiratorias altas del perro, cuyas principales características son la gran capacitad de contagio y la multiplicidad de agentes patógenos causales.

Afecta sobre todo a perros jóvenes y, aunque desde el punto de vista médico no suele ser una enfermedad grave, puede ocasionar pérdidas económicas considerables en criaderos.
La participación en exposiciones o concursos caninos constituye un factor de riesgo importante. En efecto, en los días siguientes a un encuentro, los perros participantes padecen con frecuencia episodios de tos. Este riesgo es mayor cuando se presentan en una exposición perras con sus crías.
En los criaderos, esta enfermedad es mucho más frecuente en invierno, período durante el cual se producen grandes variaciones de la temperatura y la humedad exteriores y resulta más difícil controlar la aireación y la humedad ambiente en los locales de la perrera. No obstante, en los países industrializados, la generalización de la costumbre de colocar a los perros en residencias caninas durante el verano tiende a uniformar la frecuencia de aparición de casos clínicos.

 Síntomas:
Accesos de tos seca, a veces emetizante (que produce vómitos) e inicialmente no productiva (aparece principalmente en los cachorros).

  •  Síntomas persistentes durante varias semanas.
  • Tos exacerbada por el ejercicio o la simple palpación de la laringe o la tráquea  Si se complica, pueden aparecer:
  •  Ruidos característicos de bronquitis y a veces de bronconeumonía en la auscultación
  • Hipertermia( aumento de la temperatura corporal) pronunciada.
  • Anorexia y apatía.

Factores favorecedores:

Esta enfermedad, al igual que los síndromes respiratorios porcino y felino, afecta principalmente a los grupos de animales confinados con alta densidad de población o alta tasa de intercambio de animales (perreras municipales, residencias temporarias, animalarios, etc.).
Los cachorros padecen formas graves con mayor frecuencia que los adultos, puesto que la protección pasiva que reciben a través de los anticuerpos maternos sólo dura unas 4 ó 5 semanas, mientras que los adultos poseen cierto grado de inmunidad activa debido a contactos repetidos con el agente infeccioso natural. Diversos estudios han mostrado que el principal agente causal de este síndrome respiratorio es una bacteria, la  Bordetella bronchiseptica. Este cuadro también puede ser provocado por algunos virus: el virus de la parainfluenza canina (CPiV), el adenovirus canino de tipo 2 (CAV-2) y el virus del moquillo canino (CDV). Además, estos gérmenes pueden asociarse a otros agentes patógenos, entre los que se encuentran bacterias (Pasteurella multocida, Pseudomonas aeruginosa y Mycoplasma sp.) y virus (virus del herpes canino [CHV] y reovirus canino).
B. bronchiseptica es el único germen patógeno conocido capaz de producir solo los signos clínicos de la enfermedad. Los demás agentes infecciosos incriminados sólo ocasionan trastornos relativamente benignos y de corta duración, excepto el virus del moquillo, responsable de trastornos respiratorios que constituyen uno de los elementos del cuadro clínico de esta enfermedad( y a veces producen cuadros neurológicos).

  Diagnóstico diferencial:

*Tos por esfuerzo.

*Tos de origen cardíaco

*Cuerpos extraños laríngeos.

*Alergias.

*Colapso traqueal.

*Migración pulmonar de parásitos en los cachorros.

*Traqueobronquitis verminosa.  

Prevención:

La vacunación. Una vacuna inactivada bivalente (B. bronchiseptica y CPiV) con adyuvante, administrable por vía subcutánea a los perros adultos y a los cachorros a partir de las 4 semanas de edad protege contra la “Tos de las perreras”. La primovacunación ( la vacunación por primera vez) se realiza con 2 dosis, con 3-4 semanas de intervalo y se recomienda administrar refuerzos anuales. Esta vacuna induce una protección contra los signos clínicos de la tos de las perreras.
La vacunación de los adultos debe realizarse preferentemente antes del período de mayor riesgo: antes del invierno, la estancia en una residencia canina, exposición, caza, etc.

La vacunación de las camadas puede efectuarse durante todo el año, pero principalmente antes  del invierno: desde  octubre a marzo en nuestro continente.

  

Leptospirosis Canina

 

La leptospirosis es una enfermedad infecciosa causada distintos tipos de leptospira,existen alrededor de 300 serovariedades ej Leptospira canicola, Leptospira icterohemorragica, Leptospira pomona. etc

Etiología: una descripcion Lectospira icterohaemorrhagiae, que mide 6 a 10 u de longitud. Crece con bastante facilidad en terrenos constituidos por suero cubierto de aceite de vaselina, en un ambiente cuya temperatura oscila entre limites muy amplios (entre 10 y 40ºC, siendo los 30ºC la temperatura optima) y ligeramente alcalinoEs patógena para la rata, el perro y, sobre todo, para la cobaya, utilizada en el diagnostico biológico de la enfermedad  (p H 7,4).Es patógena para la rata, el perro y, sobre todo, para la cobaya, utilizada en el diagnostico biológico de la enfermedad

LOS GATOS SON INMUNES ( se han registrado sólo 20 casos en toda la historia moderna) Esto tiene que ver con un proceso evolutivo de predador y predado. No podría contagiarse fácil de una enfermedad de su presa, sería fatal para su supervivencia.

Se lallamó la enfermedad de los mineros porque se daba en las galerías de las minas de carbón en Escocia.
Por ello surge el Yorky al que se lo crea con la intención de tener un perro aguerrido, valiente y tenaz en el combate de las ratas ( pensemos que las galerías tenían enorme cantidad de ratas y que tenían agua estancada entre 10 y 20 cm.)
Con el advenimiento del Yorky se controló la enfermedad en las minas de carbón en Escocia.

Epidemiología: Es una enfermedad cosmopolita que se conoce en todas las latitudes . Entre las causas predisponentes tienen notable importancia las ambientales, ya que el agente patógeno se adapta bastante bien al ambiente externo y tambien puede multiplicarse por el agua en los terrenos fangosos y húmedos.Tiene un período de incubación que varía entre 5 y 15 días. Comienza con una fase sanguínea y febril para localizarse finalmente en los riñones.-.

Sintomatología:  Hipertermia*, vómitos continuos, diarrea sanguinolenta, salivación, dolores musculares fundamentalmente en la zona lumbar, falta de apetito, dificultad para tragar, color ictérico* en las mucosas aparentes, hipertrofia* del hígado, síntomas neurológicos (parálisis, temblores musculares, convulsiones tonicoclónicas). El diagnóstico se realiza por los síntomas y por los exámenes de laboratorio, por determinación serológica y por el hallazgo de leptospiras en el sedimento urinario.   

Zoonosis:  La leptospirosis es una zoonosis, es decir que es una enfermedad de los animales que puede ser trasmitida a los seres humanos. El contagio puede realizarse a través de la piel especialmente si está escoriada o de las membranas mucosas con elementos contaminados con orina de animales infectados, tierra húmeda o vegetación contaminada con orina de ratas infectadas y otras veces más por inhalación de gotitas en aerosol de líquidos contaminados. La única via de eliminación importante, desde el punto de vista epidemiológico, es la urinaria.

Profilaxis

Consiste ante todo en evitar el contacto con aguas estancadas y con lodazales  La lucha contra las ratas y el saneamiento del suelo constituyen otros tantos medios profilácticos.

           Educación a la población para que evite nadar o vadear en aguas que puedan estar contaminadas con

            orinade ratas.

  • Identificación de aguas y suelos que pueden ser contaminados y de ser posible proceder al drenaje de tales aguas.
  • Control de roedores en las viviendas, especialmente las rurales.
  • No caminar descalzos en lodos, charcos o pantanos, ni bañarse o nadar en pozos o aguas estancadas.
  • Evitar el contacto con aguas estancadas y con lodazales  La lucha contra las ratas y el saneamiento del suelo constituyen otros tantos medios profilácticos.
  • La profilaxis específica se basa en la vacunación, y se practica en las personas que estén mas expuestas
  • La prevención o profilaxis de esta enfermedad se logra con la vacunación de todos los animales con vacunas preferentemente preparadas con serotipos de leptospira obtenidos en la zona.   .

Diagnostico: Además de la utilidad que prestan los criterios clínicos y epidemiológicos, el diagnostico se basa en el examen investigador de la leptospira, que se efectúa en la sangre del enfermo durante la primera semana de enfermedad, y luego en la orina, ya que la eliminación del agente patógeno a traves de esta ultima se inicia en la segunda semana. Se puede recurrir al serodiagnostico de Martín y Pettit, haciendo pruebas con el suero del enfermo mediante cultivos tambien recientes de leptospiras en terreno liquido. ( inmunofluorescencia, Test de Elisa o PCR)

Modos de Transmisión:

Existen dos mecanismos: directo, a través del contacto con la orina y tejidos de animales infectados, generalmente origina casos aislados; indirecto, por el contacto con el agua estancada, tierra o alimentos contaminados con leptospira, generalmente ocasiona picos endémicos. Se considera una enfermedad ocupacional en aquellos grupos expuestos como: trabajadores de arrozales, cañaverales, alcantarillados, mataderos, médicos veterinarios, etc.

Reservorio:

Puede encontrarse en cualquier especie animal; los más frecuentes son: ratas, perros, bovinos, equinos y porcinos. El hombre también puede actuar como reservorio, aunque no es portador por mucho tiempo.Es rara la transmisión de persona a persona. 

Modos de Transmisión:

Existen dos mecanismos: directo, a través del contacto con la orina y tejidos de animales infectados, generalmente origina casos aislados; indirecto, por el contacto con el agua estancada, tierra o alimentos contaminados con leptospira, generalmente ocasiona picos endémicos. Se considera una enfermedad ocupacional en aquellos grupos expuestos como: trabajadores de arrozales, cañaverales, alcantarillados, mataderos, médicos veterinarios, etc.

Reservorio:

Puede encontrarse en cualquier especie animal; los más frecuentes son: ratas, perros, bovinos, equinos y porcinos. El hombre también puede actuar como reservorio, aunque no es portador por mucho tiempo.Es rara la transmisión de persona a persona.

 

La rabia canina

La rabia canina es una enfermedad presente en todos los continentes y es causada por un virus de la familia Rhabdoviridae.

Aunque todos los mamíferos pueden ser infectados con el virus de la rabia, los perros son los transmisores principales de la enfermedad en el mundo.

Los únicos lugares del mundo en que no existe el virus de la rabia son Australia, las islas británicas y la Antártica. Aparte de estos lugares, el virus de la rabia existe en cualquier otro lugar del mundo.

Esta enfermedad es mortal y puede afectar al ser humano. Por eso, todos los países toman medidas para prevenirla, contenerla y tratar de eliminarla.

Transmisión de la rabia canina

La rabia canina se transmite a través de la saliva de un animal contaminado. Normalmente esto ocurre mediante una mordida, pero se han documentado algunos casos en que el virus de la rabia ha sido transmitido en partículas de aerosol flotando en el aire. Estos casos, sin embargo, son extraños y solamente han ocurrido en cuevas donde habitaban muchos murciélagos infectados.

El portador más común de rabia en todo el mundo es el perro, pero cualquier mamífero puede serlo. En ciertos lugares, los gatos son portadores más frecuentes que los perros.

Los animales silvestres también pueden ser portadores del virus de la rabia y, como tales, pueden transmitirla a los animales domésticos o al hombre. Los murciélagos, mapaches, zorrillos y zorros son portadores comunes del virus de la rabia.

Se sabe que el virus de la rabia no dura mucho fuera de un cuerpo con vida. Se ha reportado que puede permanecer activo en carcasas de animales hasta 24 horas, pero no más.

Síntomas y diagnóstico de la rabia canina

El virus de la rabia tiene diferentes tiempos de incubación en diferentes especies y produce tres fases de síntomas característicos, aunque no siempre se presentan todas las fases. Si bien todos los mamíferos son susceptibles a la rabia, se sabe que los zorrillos pueden ser portadores asintomáticos en algunos casos.

Los síntomas de rabia en perros suelen aparecer entre tres y ocho semanas después del contagio. Sin embargo, se han reportado casos de incubación más largos, de hasta seis meses.

En los humanos, los síntomas suelen aparecer entre tres y seis semanas después de la infección, pero también se han reportado casos de incubación más larga.

Las fases características de la rabia son:

  • Fase Prodrómica. Se caracteriza por conductas aprehensivas, nerviosismo, ansiedad y aislamiento voluntario del perro. También se produce fiebre. La conducta suele cambiar durante esta fase, haciendo que perros amigables actúen de forma recelosa, asustadiza o irritable. Los perros agresivos pueden transformarse en dóciles y amigables. Esta fase suele durar dos a tres días en el perro.
  • Fase furiosa. No siempre se presenta, pero cuando lo hace es la fase característica de lo que se conoce como “rabia furiosa”. Se caracteriza por la irritabilidad del animal y por la hipersensibilidad a estímulos visuales y auditivos. En esta fase, el perro no descansa con frecuencia y parece estar activo mucho tiempo. Los perros muerden todo lo que se les pone en el camino y, con el progreso de la enfermedad, se muestran desorientados y llegan a tener convulsiones. Eventualmente mueren. Esta fase normalmente dura entre uno y siete días en perros.
  • Fase paralítica. Esta fase es característica de lo que se conoce como “rabia muda” o “rabia paralítica” y tampoco se presenta en todos los casos. Puede presentarse después de la fase prodrómica o de la fase furiosa. Sus síntomas incluyen la parálisis de los músculos de la cabeza y cuello. Así, el perro ya no puede tragar y saliva constantemente. La mandíbula inferior se paraliza dejando la boca abierta, pudiendo hacer pensar al dueño que su perro tiene algo atorado en la garganta. Eventualmente, la parálisis afecta al diafragma y el perro muere por insuficiencia respiratoria.

El diagnóstico de rabia se hace en base a un análisis del tejido nervioso del cerebro, por lo que es necesario matar al perro para diagnosticar si tiene rabia o no.

También se han probado otras técnicas para diagnosticar la rabia en estados tempranos, sin necesidad de matar al animal. Entre estas técnicas se encuentra la reacción en cadena de la polimerasa (PCR por sus siglas en inglés), pero por el momento el diagnóstico preciso involucra la muerte del perro para analizar su cerebro.

Prevención y tratamiento de la rabia canina

No existe ningún tratamiento para la rabia una vez que se han presentado los síntomas. En estos casos, el individuo afectado está condenado a la muerte.

Sin embargo, sí existen vacunas efectivas para prevenir la enfermedad. Todos los perros deben ser vacunados contra la rabia cuando aún son cachorros. La vacunación se debe repetir periódicamente y el tiempo entre vacunas depende de la vacuna empleada y de la incidencia de la enfermedad en la zona. Existen vacunas que se aplican cada año, otras que se aplican cada dos años y otras que se aplican cada tres años. En todo caso, el programa de vacunación debe ser establecido por el veterinario.

También existen vacunas preventivas para seres humanos que tienen mayor riesgo de contraer la rabia, como veterinarios, biólogos, entrenadores de perros y otros. Estas vacunas preventivas reducen el riesgo de infección cuando una persona es mordida.

Finalmente, toda persona que es mordida por un perro u otro animal, debe lavar bien la herida con abundante agua y jabón, y dirigirse inmediatamente a un centro de salud. En caso de considerarse necesario, la persona que fue mordida recibirá una serie de vacunas antes que se presenten los síntomas. Si los síntomas ya se han presentado, entonces no hay nada que hacer.

El moquillo canino

El moquillo, también conocido como distemper canino, es una de las enfermedades contagiosas más comunes y letales para los perros.

El moquillo afecta al aparato digestivo y al aparato respiratorio de los perros. En casos avanzados, también puede afectar al sistema nervioso.

Esta enfermedad es causada por un virus de la familia paramixoviridae, similar al del sarampión humano. Este virus también afecta a los otros cánidos (perro salvaje australiano, coyote, chacal, zorro, lobo), los mustélidos (comadreja, zorrillo, hurón, tejón, armiño, nutria, marta) y los prociónidos (kinkajoú, coatí, panda rojo, mapache, bassaricus).

Recientemente también se ha encontrado que algunos grandes felinos (leopardos y leones) pueden ser afectados por el virus del moquillo canino.

La enfermedad no se transmite a los humanos.

Transmisión de la enfermedad

El moquillo se transmite por vía aérea. El contagio ocurre cuando un animal sano entra en contacto con partículas virales que están en el aire en forma de aerosol. Por supuesto, un animal enfermo tiene que estar presente, o haber estado, en la zona de contagio.

Cualquier perro corre riesgo de contraer moquillo. Sin embargo, los perros que corren mayor riesgo son los perros que no han sido vacunados contra la enfermedad y los cachorros de menos de cuatro meses.

Los cachorros que todavía están lactando pueden estar protegidos por la inmunidad que les ofrece la leche materna (si es que la madre está vacunada), pero esto no significa que se deban ignorar las precauciones.

Síntomas y diagnóstico del moquillo

El primer síntoma del moquillo es una secreción acuosa o con pus en los ojos. En etapas posteriores, se evidencia fiebre, secreción nasal, tos, letargo, falta de apetito, vómitos y diarrea. En algunos casos, se produce un engrosamiento de la planta de las almohadillas de las patas.

En estados avanzados de la enfermedad puede verse comprometido el sistema nervioso del perro. En estos casos, pueden producirse convulsiones, espasmos o parálisis (parcial o completa).

La mayoría de los perros que contraen moquillo mueren. Aquéllos que sobreviven a la enfermedad suelen presentar trastornos de comportamiento causados por el daño ocasionado al sistema nervioso.

Puede ser difícil detectar el moquillo en sus primeras etapas, ya que los síntomas no siempre son muy evidentes. Podría ser que el perro parezca un poco cansado, y uno piense que es porque realizó alguna actividad física o porque hace mucho calor. En caso de duda, debes llevar a tu perro al veterinario inmediatamente.

Prevención y tratamiento del moquillo

La única forma comprobada de prevenir el moquillo consiste en vacunar al cachorro contra la enfermedad.

Esta vacuna, sin embargo, no es 100% efectiva. Cachorros vacunados pueden enfermar ocasionalmente. Esto puede ocurrir cuando la inmunidad que ofrece la leche materna evita que la vacuna haga efecto y deja a los cachorros sin protección.

Por eso, es muy importante que sea el veterinario quien decida cuándo se debe aplicar la vacuna y qué tipo de vacuna se debe utilizar.

Mientras tu perro no esté vacunado, debes tener mucho cuidado de que no se exponga a ambientes nocivos. Esto puede resultar difícil, puesto que el virus del moquillo se transmite por el aire.

Por otro lado, no existe un tratamiento que permita eliminar al virus cuando la enfermedad se ha presentado. El único tratamiento que se puede dar actualmente a perros infectados de moquillo consiste en mitigar los síntomas, evitar la deshidratación y prevenir infecciones secundarias. Llegado el caso, el veterinario puede recomendar la eutanasia para evitarle mayor sufrimiento al perro.

Parvovirus canino

El parvovirus es una de las enfermedades contagiosas más frecuentes en los perros. En algunos países es la enfermedad canina más común.

El parvovirus es causado por un virus que lleva el mismo nombre. Esta enfermedad afecta el tracto digestivo de los perros y puede afectar el músculo cardíaco en cachorros muy jóvenes.

El parvovirus fue identificado en 1978 y desde entonces se han encontrado cepas mutantes del virus. Aunque existe una vacuna para prevenir la enfermedad, algunos perros vacunados enferman.

Transmisión del parvovirus canino

El parvovirus se transmite mediante las heces de perros infectados. Dado que el virus es muy resistente a condiciones ambientales adversas, puede permanecer latente en el ambiente incluso por más de cinco meses.

El virus del parvovirus canino también puede encontrarse en superficies y objetos que han estado en contacto con heces infectadas, tales como las suelas de los zapatos.

Otros animales, como insectos y roedores, pueden servir como vectores de transmisión del parvovirus canino.

Síntomas y diagnóstico del parvovirus canino

Los síntomas del parvovirus canino pueden variar en intensidad para cada individuo. Los perros adultos suelen ser más resistentes a la enfermedad y es frecuente que no presenten síntomas notorios. En cambio, los cachorros menores a seis meses son altamente susceptibles al parvovirus y es frecuente que mueran si se contagian esta enfermedad.

Algunas razas son más susceptibles al parvovirus. El Dobermann, el Rottweiller y el Labrador suelen ser más susceptibles que otras razas a esta enfermedad.

Los síntomas del parvovirus canino son: vómitos, diarrea, deshidratación y heces con sangre (que pueden verse como heces oscuras). Debido a la fuerte deshidratación del perro o cachorro, la muerte suele ocurrir entre las 48 y las 72 horas desde que ocurren los primeros síntomas.

En casos severos, el parvovirus produce una disminución de los glóbulos blancos.

Debido a que los síntomas del parvovirus canino son comunes a otras dolencias, el diagnóstico preciso requiere de análisis de laboratorio. Sin embargo, las medidas para tratar la deshidratación pueden empezar inmediatamente.

Los cachorros menores de tres meses pueden sufrir inflamación del corazón. En estos casos, no existe diarrea y el cachorro puede morir en unos pocos minutos o en pocos días. Aún si sobrevive por más tiempo, el daño cardíaco es severo y suele conducir a la muerte.

Prevención y tratamiento del parvovirus canino

Actualmente no existe una cura para eliminar el virus de un perro que ha sido contagiado de parvovirus. El único tratamiento que se puede realizar consiste dar soporte vital al animal, para evitar la muerte por deshidratación.

Para tratar el parvovirus canino se suele mantener el balance de líquidos y electrólitos por vía intravenosa. En casos menos severos también se pueden emplear inyecciones subcutáneas y reposición de líquidos por vía oral.

La reposición de líquidos y electrólitos es lo más importante en casos de parvovirus, ya que es la deshidratación lo que conduce a la muerte del perro. Sin embargo, en algunos casos también puede ser necesario administrar antibióticos para prevenir infecciones oportunistas.

Debido a que el tratamiento del parvovirus canino es poco efectivo (existe una alta tasa de mortalidad), la mejor manera de combatir esta enfermedad es mediante la prevención.

La prevención del parvovirus canino se realiza mediante la vacunación del cachorro y perro adulto, y manteniendo la higiene de los lugares en que los perros viven y pasean. El programa de vacunación debe decidirlo el veterinario y debe ser seguido estrictamente para reducir el riesgo de contagio. Aún así, algunos perros vacunados contraen el parvovirus canino, por lo que la higiene no debe dejarse de lado.

Bibliografía

Deperros.org (Parvovirus, Moquillo y Rabia)

Masconet.com

Vet-Victoria.com

9 Respuestas

  • gracias

  • Mi perro tiene dos meses y tiene parvovirus me preocupa que tengo un niño de tres años puede ser contagiada la enfermedad a un humano?

  • La familia Parvoviridae esta formada por tres géneros: Parvovirus, Dependovirus y Densovirus. Estos son los virus ADN más pequeños. Su tamaño diminuto y su repertorio genético limitado lo hacen depender de la célula huésped o de un virus facilitador para replicarse, más que cualquier otro, virus ADN. Los parvovirus tienen una amplia distribución entre los animales de sangre caliente y el hombre, entre ellos tenemos el Parvovirus Humano B19, el virus de la panleucopenia felina, parvovirus canino etc.
    Sólo el B 19 es patógeno para el hombre; el resto tiene especificidad de especie y la vacunación contra ellos de los animales susceptibles es practica común en veterinaria, también son conocidos como parvovirus autónomos. Los Dependovirus infectan sólo cuando se asocian a otro virus cooperador como el adenovirus (virus adenoasociados) y los Densovirus sólo infectan a insectos.

  • tengo una perrita de 6 meses, y esta defecando sangre, ya la lleve al veterinario varias veces pero no se compone, alguien me puede orientar si le puedo dar agua de arroz?, eso es bueno para restaurar la pancita de los bebes, pero no se que pasa con los cachorritos, ayudenme porfavor, mis hijas y yo la queremos mucho y no la queremos perder. ya tiene todas sus vacunas.

  • ustedes saben porque mi perrita iso sangre negra

  • tu perrita tiene sintomas muy obvios de parvovirosis, llevala al veterinario (lo mas recomendable) o en su defecto adminstrar suero hhp, via subcutanea dependiendo del peso… mas enrofloxacina, comunicate conmigo via Facebook para ayudarte con las dosis,,, de todas maneras si ese veterinario no funciona ve a otro.. o un hospital de animales.. es enfermedad puede matarlo en poco tiempo al animalito.

  • mi perrito tenei 3 meses y le agarro parvo

  • el primer dia que lo lleve solo me dijeron que tenia infeccion intestinal le pusieron inyecciones y por la noche comio pero al dia siguiente vomito y no quiso comer por la tarde hiso eses nedio rojas y por la noche vonito sangree eso me devasto ami y mi mujer llame al medico de emergencia bino y me dijo q tambien tenia infeccion lo lleve al dia siguiente al vet. a sos en la paz bolivia y le detccron. parvo le pusieron inllecciones se estaba recuperando pera denuevo decallo iso eses con sangre me dolio tanto al verlo q fui donde mi mujer y le dije q no recistiria y lo ise dormir era tan doloroso estaba a su lado hasta q corazon dejo de latir que dolor me devasto mucho murio hoy por el medio dia un consejo no descuides a tu mas cota y asle vacunar lo antes posible por lo mejor q podemos hacer ante este malditoooo vius de m.. ,I er;;dA: es la prevencion

  • Mary se recupero tu perrita??

Responde

BUSCAR EN EL BLOG

JORGE ESCOBAR

Jorge Escobar

Este es mi blog personal, en el cual intento cultivar palabras que cambien la mentalidad del no importismo por los animales en las personas.... recopilo árticulos relacionados sobre el maltrato animal y la medicina veterinaria...

¿TE GUSTA EL BLOG? “FACEBOOOK”

JE TWITTER

CATEGORÍAS

MALTRATO ANIMAL, NO!!!

Instale el Flash Player para ver el slideshow.

JE PINTEREST

Follow Me on Pinterest

COMENTEN!

CALENDARIO DEL BLOG

Octubre 2010
L M X J V S D
« sep   nov »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031